Impulsan construcción de nuevo puente sobre el Paraná

Se trata de un nuevo puente sobre el Río Paraná, que debería unir las ciudades de Reconquista (Santa Fe) y Goya (Corrientes). El proyecto ya fue realizado y existe interés de una empresa estatal china de financiar los 1.000 millones de dólares que hacen falta para la construcción.

La Mesopotamia argentina tiene más conexiones viales que la vinculan con los países vecinos (siete en total) que puentes que la unan con el resto del país (solo cuatro). Este proyecto pendiente apunta a nivelar las cosas. Pero sobre todo pretende resolver un escollo claro al desarrollo de vastas regiones productivas de Corrientes y Santa Fe. Son las que están en medio de los 536 kilómetros que separan los pasos de Corrientes-Resistencia y Paraná-Santa Fe.

El puente Goya-Reconquista es un proyecto inconcluso desde 2003. En aquel momento, el Consejo Federal de Inversiones realizó los primeros estudios y dos años más tarde el Gobierno Nacional y las dos provincias involucradas firmaron un acuerdo para llevar a cabo la obra. En 2006, la cuestionada Dirección Nacional de Vialidad (DNV) realizó una licitación para la realización del proyecto ejecutivo, que llevó dos años de trabajo e involucró a más de 200 profesionales.

Según ese proyecto, el trazado debería comenzar en la ruta 11, a 8 kilómetros al norte de Avellaneda, y finalizar en la Ruta Provincial 27, a 5 kilómetros al sur de la localidad de Lavalle, en Corrientes. Su extensión total llega a 41 kilómetros, de los cuales 36 kilómetros recorren la zona de islas y riachos que comprenden la llamada planicie de inundación del Paraná. Para lograr el cruce, será necesario levantar 16 puentes. El más largo de ellos será de 390 metros y cruzará el cauce central del río.

Luego del cambio de gobierno, diversos intendentes de la región se entusiasmaron con la posibilidad de encarar finalmente esas obras, presupuestadas en unos 1.000 millones de dólares y que deberían tener una duración cercana a cuatro años. Pero la decepción fue grande cuando descubrieron que el puente no formaba parte de los planes de obra pública de la gestión macrista. Por eso comenzaron las reuniones. La semana pasada hubo un encuentro en Goya y para el mes próximo se planea un cónclave con los gobernadores de ambas provincias. El reclamo es unánime: piden que la obra se incluya en el Plan Belgrano y en el Presupuesto 2017.

Hay una punta concreta para obtener el financiamiento necesario. El 18 de diciembre de 2015 se firmó en Reconquista un memorandum con CITIC Group, una empresa estatal de China que planteó su interés en realizar las obras. Ese conglomerado tiene más de 200 mil empleados y un fondo para encarar obras públicas de 80.000 millones de dólares.

“Contar con esa vía de comunicación generará numerosos beneficios en la región”, evaluó el ministro correntino de Obras Públicas, Aníbal Godoy. Puso como ejemplo que “desde suelo santafesino se podría traer carne y alimentos balanceados y desde Corrientes se podrían enviar tanto hortalizas como madera”.

 

Fuente: Diario Clarín.